En-Nesyri acaba con un Villarreal sin fe | Deportes

En-Nesyri, en un salto gigantesco y un enorme remate de cabeza, le dio al Sevilla un triunfo vital en el minuto 94 ante un Villarreal que mereció el empate, pero al que le faltó fe y competitividad para ganar y arrebatarle la quinta plaza al Betis y acechar a la Real Sociedad. El Sevilla alargó su buen estado de forma con una victoria agónica, con lo que prácticamente ata la salvación al llegar a los 38 puntos. El tanto de En-Nesyri provocó un estallido de felicidad en el Sánchez Pizjuán, que ha vuelto a vibrar como en sus mejores noches. Ante el jueves fue el triunfo contra el Manchester United y ahora este ante un buen equipo como el Villarreal, pero al que le falta algo de grandeza y un punto de instinto matador. El equipo de Setién juega muy bien al fútbol, pero apenas tiene carácter.

2

Dmitrovic, Alex Telles (Jesús Navas, min. 79), Montiel, Nianzou Tanguy Kouassi, Loic Bade, Rakitic, Pape Alassane Gueye (Fernando, min. 71), Bryan Gil Salvatierra (Lucas Ocampos, min. 58), Suso (Lamela, min. 79), Óliver Torres y Rafa Mir (En-Nesyri, min. 58)

1

Villarreal

Reina, Mandi (Jorge Cuenca, min. 81), Alfonso Pedraza, Juan Foyth, Pau Torres, Yeremy Pino (Álex Baena, min. 65), Parejo, Ramón Terrats (Capoue, min. 66), Chukwueze, Morales (Nicolas Jackson, min. 20) y Giovani Lo Celso (Alberto Moreno, min. 82)

Goles 1-0 min. 33: Rafa Mir. 1-1 min. 54: Pau Torres. 2-1 min. 93: En-Nesyri.

Árbitro Ricardo de Burgos Bengoetxea

Tarjetas amarillas Juan Foyth (min. 69), Mandi (min. 73) y Lamela (min. 84)

El Sevilla se mató en el campo y luego supo sufrir, en especial en la segunda mitad, cuando su portero Dmitrovic realizó paradas de mucho mérito para salvar a su equipo. El grupo que dirige Mendilibar tiene fuerza. Este partido se le hubiera escapado seguramente con Lopetegui o Sampaoli en el banquillo. Ahora disfruta con goles en el alargue y todavía tiene la fortuna de que el posterior remate de Cuenca salga rozando el palo en la última jugada del choque. Sin duda, las tornas han cambiado.

Tuvo que marcar el Sevilla para que el Villarreal despertara de una vez en el Domingo de Feria de la capital de Andalucía. El equipo sevillista, refrescado por Mendilibar con hasta ocho jugadores nuevos con respecto a los que derrotaron al Manchester United, fue superior durante 40 minutos de juego ante un Villarreal desconcertante, que perdió una cantidad increíble de balones en la salida de balón ante la presión alta de este Sevilla que modela Mendilibar. En los cinco primeros minutos, el Villarreal había regalado cinco balones, que no acabaron en gol porque los jugadores del Sevilla no estuvieron demasiado certeros en la definición. Los de Setién convirtieron cada inicio del juego en una ruleta rusa.

Mientras el Villarreal se jugaba acercarse a la Champions y superar al Betis en la quinta plaza, los suplentes del Sevilla se mostraron muy superiores al flojo equipo de Setién.

En-Nesyri  celebra con Ocampos, el segundo gol marcado al Villarreal.
En-Nesyri celebra con Ocampos, el segundo gol marcado al Villarreal.José Manuel Vidal (EFE)

Parejo, después de hacer un caño a Suso en su propia área, perdió un balón ante la increíble pasividad de Yeremy Pino. Suso se pegó un carrerón para asistir a Mir, titular más de dos meses después. El espigado delantero del Sevilla golpeó el balón sin mirar a la puerta de Reina, que se tragó su lanzamiento por arriba. Perdido Morales por lesión, el Villarreal era un enigma, un equipo sin alma, hasta que Lo Celso decidió rescatarlo. Dos grandes acciones del argentino estuvieron a punto de traducirse en el empate. Luego, Jackson marcó en fuera de juego y el VAR anuló el tanto del senegalés. El Sevilla había sido mejor, pero mantuvo con muchos apuros el 1-0 al descanso.

El Villarreal mejoró mucho en la segunda mitad, confirmando que se había metido en el partido en el último tramo del primer acto. El dominio visitante fue casi absoluto. Empató Pau Torres y Samu y Capoué tuvieron claras opciones para hacer el 1-2. Estuvo soberbio Dmitrovic, como En-Nesyri con ese salto que condenó al Villarreal y prácticamente certificó la salvación del Sevilla. El conjunto andaluz tiene ahora la posibilidad de centrarse en el gran reto que le queda todavía por delante como es esa semifinal de la Liga Europa contra la Juventus. Un magnífico objetivo al que puede llegar con la moral por las nubes y, sobre todo, con el empuje de un técnico, Mendilibar, que ha simplificado su fútbol y ha despejado de dudas las mentes de sus futbolistas.

El Villarreal, mientras tanto, ve cómo el Athletic le acosa en una pelea por los puestos europeos que se presenta también apasionante. Setién tiene trabajo por delante.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Enlace a la fuente